Sólo un arte honesto que sea capaz de traspasar las limitaciones impuestas por el medio será el que perdure eternamente.

Fotograma: Donatas Banionis y Natalia Bondarchuk en Solaris de Andrei Tarkovski 1972
Zebda-Arabadub (L'arene des rumeurs 1992)



The Smiths-What she said (Meat is murder, 1985)



Donovan- Atlantis (Barabajagal 1969)


lunes, 8 de diciembre de 2008

Barbaroja-Akahige (Japón, 1965) Akira Kurosawa


-------------Cartel de Akahige, barbarroja 1965. A. Kurosawa


Ficha cinematográfica del film (Pulsar aquí)
Trailer cinematográfico de Akahigue (Pulsar aquí)





Unas palabras previas sobre el creador

Akira Kurosawa rodó en 1965 "Barbaroja" titulo que se le dio en castellano a "Akahige" cuya traducción es literal.
Acometer un artículo sobre este extraordinario filme es algo muy complicado para mi ya que es un filme con un contenido existencial tremendo; pero como es un film que admiro profundamente y sé que con sencillez se puede todo lo comentaré lo mejor que pueda. Algo sé, y es que el cine no se puede definir aunque sí se puede hablar de el.

Yo admiro la obra de Akira kurosawa porque en ellas se establece un puente directo entre su personalidad y nosotros, que al fin y al cabo, somos los que intemporalmente recibimos su creación. La obra de Kurosawa está viva y siempre lo estará. En el caso de akahige mi admiración es constante, personal e intransferible. Como he dicho antes admiro toda la obra de kurosawa por su integridad y coherencia, filmes como "Vivir. 1952" o "los siete samurays" que realizó en el año siguiente o "Los bajos fondos" rodada en 1957 son otros de los films que admiro también, pero cada uno es especial.



Como se puede apreciar si se entra un poco en la obra de Kurasawa y su persona, nos damos cuenta de que a partir de 1951 -año en que realizaría una magistral adaptacion del idiota de Fiodor Dostoievski- hasta 1965, los filmes de kurosawa están unidos por una línea que parte de la base de un humanismo desarroyado no en la teoría sino en la misma existencialidad, la experiencia insustituible de un individuo preocupado por lo que le rodea. Esto anterior que he dicho se puede percibir en los filmes que se comprenden dentro la época que he mencionado -1951-1965-. La filmografía de Kurosawa es imponente, uno al ver la cantidad de los filmes que realizó se queda totalmente impresionado; fueron treinta y tres y el decirlo en voz alta parece poco. Tarkovsky, otro genio universal de la cinematografía honesta, solo pudo realizar siete largometrajes, y a muy duras penas, por desgracia; Robert Bresson -otro creador insustituible y honesto- consiguió realizar solo catorce largometrajes y como Andrej, a duras penas también.
¿Que sucede con la basta filmografía de Akira Kurosawa?
-------------------------------------------Akira Kurosawa.


Alrededor de 1955, después del estreno mal recibido de Ikimonu no kiroku "Crónica de un ser vivo o vivir en el miedo" a Kurosawa se le hará difícil conseguir que le produzcan sus proyectos cinematográficos a plena libertad creativa, pues Kurosawa concebía la realización de su obra como un proceso en el que debía de implicarse totalmente, esto significa grabar, montar, sonido. etc etc... Esto es integridad.
Crónica de un ser vivo es una obra importantísima apenas señalada en las historias de cine y uno de los filmes menos visto, incluso me atrevo a decir que es menos visto que barbaroja. A esta cuestión del rechazo de las productoras -como la Toho- también hay que señalar que fue también fruto del declive el económico que sufría Japón en aquella época, en síntesis, los productores querían gastar lo justo y que aquello en lo que invertían provocará una lluvia de dinero. Estás consecuencias - la hostilidad de los críticos y el desinteres de las productoras- harían que Kurosawa pasara un mal trago, física como existencialmente
Cuando Kurosawa comenzó a destacarse en Occidente -debido a su Rashomon en 1950- la Toho vio el cielo y no únicamente el cielo sino los mismos cojones de cristo. En fin, Basta decir, que el cine de kurosawa de la epoca de rashomon integraba elementos insólitos porque nunca fueron tratados con tal libertad en Japón de la manera en que Akira los trató; me refiero a que el cine japonés por primera vez se volvería accesible al público -no académico- occidental y norteamericano. Pero Kurosawa recibiría muchas críticas y no sólo en Japón; las recibió por su genial Los siete samurays, quien no la haya visto esto no lo comprenderá; entonces animo a que la visionéis, entonces solo así comprenderéis lo absurdas que pudieron llegar a ser las criticas.



El desarroyo existencial como ser humano consciente e implicado en el mundo que se que se desarroyaba impetuosamente en torno a Kurosawa hizo que se reflejara en sus filmes -vivir, bajos fondos, cronica de un ser vivo, los siente samurais, barbaroja y otros... son claros ejemplos- En estos filmes kurosawa se centra en que los personajes ellos mismos manifiesten su pesar, su personalidad. Justo como en los relatos largos de Dostoievski donde cada personaje fluye por si mismo de instante en instante. El desfile de personajes que aparece en barbaroja con su propia historia enlazada naturalmente a la trama global es enriquecedor. Dostoievsky y Kurosawa tienen muchas cosas en común y sería algo formidable tratar de vislumbrar estos aspectos que ayudarían a la mutua comprensión de sus creaciones, literarias en caso de Fiodor Dostoievsky y cinematográficas, en el caso de Kurosawa, eso sí, sin excluir el hecho de que Kurosawa era un extraordinario guionista, otro de sus aspectos fundamentales menos considerados.



La personalidad de Kurosawa, su modo de vivir en continuo apercibir, marcan un antes y un después en la basta y formidable cinematografía nipona. Y es que al hablar de la cinematografía japonesa, lo que ha dado, y actualmente -sin entrar en controversias- está dando, se me llena el pecho de honda satisfacción. Ozu Yasujiro, Mizoguchi Kenji, Naruse Mikio, ....... todos ellos fueron maestros de Kurosawa, maestros a los que siempre manifestó un profundo respeto. Es necesario hablar de Jean Renoir y la importancia en el cine de Akira ya que trabajaría como ayudante en un film que renoir rodó en Japón; la importancia también del realizador norteamericano John Ford; todos japoneses y no japoneses considerados maestros por Kurosawa, porque solo hay una forma de aprender cine y es viéndolo, disfrutándolo, calándolo e implicándose. Esos serán los verdaderos maestros, de hecho lo son.

---------------------------------------Akira Kurosawa rodando.


Queda mucho que decir sobre este ser humano fantástico que es Kurosawa, hablemos de como se introdujo en el cine, como empezó a realizar cine.
Kurosawa fue un niño sensible, muy sensible, desde pequeño empezó a manifestarse en él un talento innato para las artes plásticas que desarroyaría a lo largo de su vida. Al despuntar en el los primeros pasos de madurez intelectual decidió que se dedicaría a la literatura. Leyó a autores clásicos japoneses, pero también a europeos, rusos como Gorki y Dostoievski, franceses ect ect... el cine le interesaba pero no para decantarse para dedicarse a ello. Sucedío que presentaron un concurso en un periódico del PCL -lo que más tarde pasaría a se la Toho- Kurosawa se presentó, escribió y ganó; se trataba de enumerar las carencias y defectos del cine japones que se hacía en aquella época. Fue elegido como ayudante de dirección. Al comienzo a Kurosawa le disgustaba la idea, pero su padre le animó, al final se decantó por el y mucho de ello se le debe a Kajiro Yamamoto un maestro del cine. Se decantara por lo que se decantara, estoy seguro de que la personalidad de Akira Kurosawa no sería olvidada jamás, pues que se dedicara al cine fue una de las consecuencias y no le impidio seguir amando la literatura.

---------- Dibujos para el filme "kagemusha". A. Kurosawa.


Después de este breve comentario acerca de algunos de los aspectos bio-filmográficos del expcepcional creador Akira Kurosawa, vamos a tratar -del modo más digno que me sea posible- la obra que en cuestión da sentido y comienzo al presente artículo; hablemos de "Akahige" o barbaroja, título literal del filme en castellano.


Barbaroja, el equilibrio y la intensidad.


-----------------------------------------------Título del filme "akahige", 1965. A. Kurosawa.


Ya con tan sólo la forma en que fue concebido el titulo y los créditos nos recuerda a los comienzos de otros filmes anteriores como por ejemplo "Donzoko" Los bajos fondos, pero en los bajos fondos el plano secuencia inicial de 360º es algo insólito y guarda una concordancia tan estrecha con el sentido interior que mueve el filme que se pudiera hablar horas acerca de lo que transmite kurosawa con este plano secuencia inicial de angulación completa, redonda, que termina donde comienza; pero he divagado un poco y no en vano; ver "donzoko" o los bajos fondos, es una maravilla, todo un legado de como se hace cine.
Más bien el comienzo de akahige, el encuadre -después de que terminen los créditos iniciales- es una de las características de Kurosawa que uno aprecia después de visionar las creaciones anteriores a 1965. Esto lo podemos apreciar en "Yojimbo" 1961; un filme cuyas fuentes de inspiración se hacen tan patentes y que no pierde nada de originalidad. Me refiero a la influencia de los western de Ford entre otros, pero Ford en mayor medida; lo podemos notar en que kurosawa utiliza planos medios, completos, con angulaciones de contrapicados agudos y picados que hacen resaltar los perfiles de Mifune, tomas bajas, movimientos sutiles de la cámara siguiendo al protagonista y en fin, los duelos. Yojimbo no es el filme que antecede a Akahige, en 1962, 1963 y 1964 kurosawa rodaria tres filmes más; pero yo no los he podido visionar todavía y pierdo el hilo cronológico tan importante para establecer las uniones biofilmográficas de un autor tan completo como Kurosawa y al mismo tiempo identificable por elementos que se pueden reconocer en todos sus filmes; quizás no suceda esto tanto en las creaciones de su última etapa -ran y kagemusha-pero para mi es imposible hablar de ellas porque no he visto nada de esa etapa.

Veamos un fotograma del comienzo de Akahige.

Un encuadre tomado desde abajo, el protagonista (Yasumoto) entra en el cuadro, de espaldas -como en yojimbo- y avanza con energía; la camara desciende lentamente cuadrando la figura del protagonista que se dirige a la clinica la cual esta dirigida por el doctor barbaroja; dos hombres portando un paquete -posiblemente los enseres de Yasumoto aunque esto es una suposción mía- lo cual le da a la toma un aire de realidad tremenda. En "hakuchi" el idiota, 1951, kurosawa graba al natural, algo totalmente hermoso cuando Kameda y Akama -rogochine y Mishkin en el relato de Dostoievsky- se dirigen desde la estación de tren donde se acaban de conocer hacia un escaparate de un estudio fotográfico donde se encuentra colgada una foto del tormento de Akama: Taeko Nasu -Nastasia Filipovna en el relato de Fiodor- la cual interpreta de forma admirable Setsuko hara, aquella muchacha que trabajó en algunos de los filmes mas memorables de otro de los grandes del cine japones, me refiero a Yasujiro Ozu. Me disperso, perdonarme, pero lo hago con la intención de transmitiros la admiración que yo siento por la filmografía de Kurosawa y sobre todo los filmes que mas me han calado hondo; sin con ello os incito a que busquéis los filmes y los visionéis entonces mi divagar tiene sentido, mucho sentido. Pero volvamos a Barbaroja.

Algo que es una constante esencial en el planteamiento de Kurosawa es la poderosa acción de los contrarios. Me refiero con ello a que kurosawa, en la gran mayoría de sus filmes, detrás de un determinado personaje con determinado "pathos" -senda en griego clásico, un elemento esencial en la tragedía griega- existe otro personaje el cual es el vivo reflejo pero no su reflejo. ¿A que me refiero con esto? Es sencillo si se piensa en Dostoievsky, si es que el que me lee ha leído alguna novela de Fiodor, pero aunque no la haya leído es fácil de entender. Kurosawa se apoya en contrarios para con ello suscitar un choque, una explosión ética. Al igual que en la narrativa de Dostoievski detrás de un Raskolnikov -crimen y castigo- hay un Svridialog; tras un Mishkin hay un Rogochine; tras Alexei Karamazov el hermano de éste, Iván. No es casualidad tal similitud en los planteamientos de ambos excepcionales creadores. Ambos estaban tan implicados con la humanidad que el sufrimiento que sentían era muy árduo. Kurosawa de jovén presenció toda la devastación que provocó un terremoto que afecto directamente a Tokio y sus alrededores, lo presenció obligado por el hermano, para que viera lo que era la realidad sin trabas de ningún tipo. Dostoievsky contemplaba la realidad y aunque le hiciera sufrir seguía contemplándola.
Pondré unas palabras del mismo Kurosawa acerca de lo peculiar y único de la narrativa de Dostoievsky, atentos al final:

"En sus novelas, Dostoievsky desarrolla una experiencia científica del alma humana. Intenta mostrar cómo se comporta el ser humano inmerso en una situación límite. En este sentido, por lo tanto, sus personajes son puros y extraños. Ciertos aspectos de su obra nos sobrepasan. Pero esto es precisamente lo que a mí me parece interesante para tratar en cine" (A.Kurosawa a Chiyota Shinmizu, etudes cinematographiques, nums. 165-169, París, 1990)

... y lo trató, sin duda alguna, en cada uno de sus films, en algunos más en otros menos. Veamos otro comentario capital acerca de Fiodor:

" Opino que Dostoievsky es el autor que habla más honestamente de la condición humana. Ningún otro escritor ejerce sobre mí una atracción tan grande y tan -digamos la palabra- tierna. Cuando digo Tierna me refiero a esa clase de ternura que nos impulsa a desviar la mirada de lo que es verdaderamente horrible, verdaderamente trágico. Dostoievsky tiene esa capacidad de compasión. Pero sin embargo él rehúye apartar los ojos; él mira; él sufre también. En él hay algo más que humano, mejor que humano. Parece que es terriblmente subjetivo, pero al terminar cualquiera dfe sus libros uno se da cuenta de que no existe otro autor más objetivo que él."

Sobra lo que Kurosawa nos dice para percibir la importancia que tenia para él el escritor ruso; su obra y su vida.

Sí, no hay otro escritor -al menos que yo conozca- tan objetivo como Dostoievsky, pero así mismo en toda la obra de Fiodor hay elementos que son intrisecamente desarroyados y mantenidos en cada uno de sus relatos largos; elemenos idenficables que hacen de su obra un círculo... ¡Redondas carajo, redondas! a eso me refería.

Hay que ver, y verlo todo supone sufrirlo, pero en ese sufrimiento se produce la canalizacion; sufrimento que es parte del proceso del vivir. En cuestión de la realidad, cuando la tenemos frente a las narices, de nada sirve la suposición y si algo es seguro es la necesidad de afrontarla.


Afrontar la realidad. Impetuosa es la necesidad que tenemos ahora, en estos mismos instantes, de afrontarla -no enfrentarla, con enfrentarla no conseguiremos más que odio y rabia- y hacerlo desde nosotros mismos.
Creo que es suficiente, admiro con una intensidad muy profunda este filme de kurosawa, Barbaroja; pero también admiro y respeto la personalidad que está detrás de sus filmes, que los hicieron posibles. Mi gratitud no abarca límites respecto a creadores como Akira Kurosawa, Andrej Tarkovsky o Michelangelo Antonioni.

Hasta pronto, espero haberos transmitido mi fascinación por este filme. Gracias por leerme.


Salud; fuerza.







2 comentarios:

Anónimo dijo...

Excelentisimo post muy completo. enhorabuena.
De Kurosawa solo se pueden dar elogios.

David C. dijo...

Realmente Kurosawa fue un grande entre los grandes. Genio para transmitir las emociones humanas.

Se libre y que tu libertad implique al mundo.

SACRIFICIO

SACRIFICIO
basado en Sacrificio de Andrei Tarkovski